Archivo mensual: marzo 2011

Autónomos y competencias

Solemos aplicar la Gestión por competencias para el desarrollo de organizaciones con excelentes resultados. Las personas que las integran alcanzan mayores cuotas de desempeño y compromiso consiguiendo así un avance significativo para su organización. Y si funciona bien en una gran corporación, ¿qué nos impide utilizarlo para el desarrollo de micropymes y autónomos?
Que una empresa esté compuesta por una única persona (o dos, o tres) no significa que no puedan aplicar los mismos conceptos de la gestión por competencias para su propio desarrollo. Es más, posiblemente sean los autónomos los que más necesiten ese desarrollo para sobrevivir en la jungla de la economía actual.
El proceso es el mismo, sólo que en éste caso la dirección, el departamento de RRHH, los expertos internos, evaluador e interesado coinciden en la misma persona. Nada nuevo para autónomos acostumbrados a ejercer de financiero, comercial, administrativo o mozo de almacén el mismo día.
Empezaremos definiendo la visión del empresario/a, su misión y metas. Hacia dónde va a dirigir su negocio en los próximos años. Un exhaustivo análisis DAFO nos permitirá conocer a fondo las ventajas competitivas y los escollos con los que nos vamos a enfrentar.
Con todo ello será más fácil elaborar una estrategia adecuada a nuestros intereses futuros y desarrollar los planes de acción más efectivos para conseguirlo. Y además tendremos unas pistas estupendas para descubrir las competencias necesarias para llevarlo a cabo.
El “Diccionario de competencias” de Martha Alles nos puede ayudar a identificar las competencias genéricas o estratégicas para la organización; las directivas, aquellas que nos permiten obtener buenos resultados económicos para la empresa y mayor eficacia personal, así como las competencias más técnicas que se necesitan para realizar los diferentes trabajos y tareas cotidianas.
Dentro de cada clase, seleccionamos aquellas competencias clave necesarias para alcanzar los objetivos establecidos. Y además, definimos el nivel idóneo necesario para cada una.
¿Y cuánto tenemos de cada competencia?
Si elaboramos un listado con todas esas competencias identificadas y los niveles que hemos establecido (p.e. competencia A, B, C, …, niveles 1, 2 y 3), tendremos un documento que nos sirva para nuestra propia autoevaluación, así como una herramienta para que nos puedan valorar todas aquellas personas con las que nos relacionamos habitualmente: clientes, compañeros, colaboradores, proveedores, amigos, familia,…
Tendremos así una buena fotografía de nuestra situación actual respecto a esas competencias seleccionadas. Y como ya sabemos qué nivel necesitamos de cada competencia para la realización de los planes estratégicos, sólo tenemos que comparar y ver las diferencias existentes.
A esto se le llama GAP de competencias. La diferencia entre dónde estoy hoy, y dónde tendré que estar para conseguir los objetivos. Si en la competencia A estoy en nivel 2 y necesito tener el nivel 3, se que he de realizar un esfuerzo de formación y entrenamiento para mejorar esa competencia.
Ya tenemos delante todo un plan de desarrollo personal para alcanzar las metas propuestas y conducir nuestra empresa allí donde queremos.
Para algunas personas puede que todo el proceso de reflexión y autoconocimiento les resulte algo difícil de hacer solos. Pueden pedir ayuda a amigos, pareja o familiares que los conozcan bien, o recurrir a la ayuda de un coach que empezará desde el inicio, ayudando a fijar la visión de futuro que queremos.
¿Probamos? Nada que perder y mucho que ganar.

Feliz semana a todos.
Un saludo,

Lola Sánchez

www.ideacoaching.es

Coworking

En el anterior post hablamos sobre espacios innovadores y entre ellos del coworking, un entorno de trabajo compartido que facilita la interacción de sus miembros y ayuda a desarrollar sinergias entre ellos.
Coworking o co- trabajo en español, es una nueva forma de compartir espacios de trabajo que se impone en nuestra sociedad actual. En Estados Unidos se cifra alrededor del 18% de la población activa como coworkers, o trabajadores de espacios compartidos.
Una innovadora forma de trabajar que permite compartir oficina con otros profesionales, freelance o autónomos de diferentes sectores y áreas.
En un espacio común e interdisciplinar, se disponen los puestos de trabajo con conexión a internet, fax, teléfono, copiadoras, salas de reuniones o de esparcimiento. Todo lo que le puedes pedir a un despacho bien equipado, a un costo bastante menor.
Un espacio de coworking puede ser creado por un grupo de gente afín que busca un sitio de trabajo común y comparten todos los gastos entre ellos.
Otra posibilidad es crearlo como negocio, montar el espacio y estos puestos de trabajo se pueden alquilar por horas, días o meses, así como sus salas comunes, por unos precios asequibles, que incluyen todos los gastos (luz, internet, alquiler,…)
Además de ser un lugar de trabajo, los espacios de coworking se suelen utilizar para realizar actos sociales o empresariales, como presentaciones de libros, charlas, conferencias o seminarios, que facilitan la relación entre sus miembros y sus stakeholders, creando verdaderas comunidades de networking.
En España este modelo de estructura llegó en 2003 de la mano de Raúl Andrés, que creó en Madrid Garage30, y actualmente diferentes espacios se reparten por el territorio: Barcelona, Asturias, Bilbao, Valencia, Sevilla, Murcia, Pamplona, Alicante,…

Las principales ventajas que aporta el coworking son:
– Una reducción importante en los gastos. Dada la situación actual puede ser una opción válida para muchos emprendedores y autónomos que no pueden mantener una oficina individual.
– Creación de comunidad entre diferentes profesionales que pueden colaborar juntos, prestar ayuda o compartir conocimientos, experiencias y clientes.
– Independencia. Te permite hacer uso de estos espacios allí donde te encuentres, a nivel mundial.
– Flexibilidad. Te permite pagar por uso, sin compromisos. Desde una hora a la semana a estar fijo.
– Combate la soledad laboral de quien trabaja aislado en casa al integrarse en un grupo activo y afín, donde compartir proyectos o ideas.
– Permite disponer de un espacio propio donde recibir clientes o mantener reuniones, aumentando tu notoriedad, con infraestructuras más profesionales y con más recursos que los que tiene un despacho casero.
– No necesitas inversiones iniciales, y su disponibilidad es inmediata. Puedes empezar hoy.
– Ayuda a diferenciar la vida personal de la profesional con diferentes espacios.
– Potencia la colaboración, el sentido de comunidad, el networking y la motivación personal, al ser ambientes creativos y compartidos.

Como contrapartida, tienes que hacer un desembolso mensual por poco que sea ( aproximadamente entre 10€ la hora a unos 200-300€ por mes completo)  y que puedes ahorrar en un despacho casero. Además, pierdes tu intimidad, estás continuamente rodeado de gente y escuchando las conversaciones de los demás.
En el caso de espacios creados por un grupo, solo una persona puede ser la titular del contrato de arrendamiento, o suministros, lo que puede dar lugar a conflictos en caso de impago por parte de los “inquilinos” del espacio. Hay que dejar muy claro las responsabilidades personales y los compromisos adquiridos.
Quizás el coworking no sea válido para todo el mundo. Es una opción aequible para establecerse  a  considerar,  que necesita de una mentalidad abierta, y una cultura colaborativa. La decisión es  tuya.

Vemos más ventajas que inconvenientes sobre este modelo de trabajo, flexible y adaptado a los cambios rápidos que imponen el mercado.

¿Aportáis más ventajas o inconvenientes?
Nos podéis dejar vuestras ideas  y comentarios al respecto y mientras algún/a coworker nos da su opinión y experiencia, os dejamos con estos testimonios de profesionales que lo utilizan.

Estamos estudiando la posibilidad de montar un espacio de coworking en Mérida (Badajoz). Para quien esté interesado en el tema puede contactar con nosotros en info@ideacoaching.es

!Feliz semana!
Lola Sánchez
http://www.ideacoaching.es

Espacios innovadores

La relación entre el diseño, uso y transformación de los espacios de trabajo, y la creatividad e innovación está todavía por probarse empíricamente. No obstante, existen espacios de trabajo ágiles capaces de activar el hemisferio derecho del cerebro y por lo tanto la generación de ideas creativas.  ! Aprovechémoslo !

Sede Hub Madrid

Espacios abiertos, compartidos, flexibles, donde es fácil e inmediata la comunicación, la transmisión del conocimiento y de las buenas prácticas organizacionales. Son espacios de intercambio y generación de valor, que fomentan la interconexión de unidades de negocio pequeñas, multidisciplinares y ágiles.
Progresivamente, las organizaciones comienzan a darle mayor importancia a los espacios físicos, a otorgar libertades y beneficios que puedan afectar positivamente a su personal, lo que suele traducirse en un aumento de la productividad y, finalmente, en rentabilidad para la organización. Estos son algunos ejemplos.
La realidad es que quizás no dispongamos de los mismos recursos que Google a la hora de montar nuestras instalaciones. Y también es real que son mucho más baratos los espacios abiertos, sin tabiques ni despachos (ahorro en paredes y cristal), así como simples mesas que pueden ser utilizadas por todos, sin estar asociadas a un puesto, que se puedan unir si hay reunión, o desplazar si se trata de tener espacio para un evento. Alegrar paredes y mobiliario con colores (la pintura es barata y ayuda a fijar los colores corporativos), algún espacio cómodo para el esparcimiento o la reflexión, tener a mano bebidas frías y calientes,…  Son pequeños detalles de costo asequible que ayudan a que las personas de la organización se sientan bien, motivadas y estimuladas. Situación perfecta para iniciar cualquier proceso creativo o generador de ideas imprescindible para la innovación.
Espacios polivalentes, sencillos, alegres y divertidos fomentan la creatividad, la difusión de las visiones compartidas, la comunicación y transmisión de información, así como la cultura organizacional y la estrategia innovadora de la corporación. Trabajar junto a personas creativas e innovadoras impulsa el proceso creativo de aquellos que los rodean, y aceleran así el proceso de innovación. Aprovechar y expandir el talento de forma natural.
Y si nuestro caso es el de una micropyme o profesionales independientes  y no disponemos de un sitio adecuado ( un simple despacho  o garaje puede convertirse en el foco de la creatividad del mundo), siempre podemos recurrir a espacios compartidos, bien de forma privada como el coworking que genera espacios tan interesantes como Garage 30 o Hub Madrid (puedes buscar tu ciudad en este directorio de coworking), o los espacios sociales de innovación más orientada a trabajos colaborativos. También puedes recurrir a espacios públicos que fomentan la innovación  y donde puedes compartir experiencias con valiosas personas y talentos dispares. Entre ellos tenemos las como incubadoras de empresas, nodos y centros de innovación, parques tecnológicos, cámaras, universidades,…
Seguro que en tu ciudad encuentras espacios donde disparar tu creatividad y capacidad de inventiva para hacer crecer tu proyecto innovador.
Ahora bien, crear las condiciones necesarias para implantar un proceso innovador no  requiere sólo de un buen diseño inicial del lugar de trabajo, sino se necesita además de prácticas creativas compartidas, un proceso de hacer las cosas, y la apertura  a marcos mentales que permitan re–inventar las rutinas laborales.

Aquí tenemos un vídeo sobre los espacios de  diferentes organizaciones innovadoras. Seguro que encuentras inspiración.

Un saludo y feliz semana.
Lola Sánchez
http://www.ideacoaching.es

Expoelearning 2011

Hemos  tenido la oportunidad de poder asistir un año más a Expolearning 2011, dentro del cuál se han desarrollado diferentes eventos como el X Congreso Internacional de e-learning, el Symposium Internacional de Dirección de Personas, Moodle Party y diversos talleres y jornadas complementarias como la dedicada a el Aprendizaje y las Administraciones Públicas o el Encuentro Profesional de Coaching.

Jornadas muy interesantes con grandes “mentes” de nuestro panorama nacional: José Lozano, Javier Fernandez Aguado, Juan Carlos Cubeiro, Emilio Duró, Íñigo Babot, Dolors Reig, Javier Martinez,… En fin, gente de la que siempre se puede “aprender”, aunque alguno piense lo contrario.

Especialmente destacables nos parecen las tendencias del e-learning presentadas por Íñigo Babot, en camino hacia la movilidad, el rapid e-learning y el crowdsourcing, los factores transformadores del aprendizaje en las organizaciones de Francesc Fábregas, o la inestimable  lección de Aprendizaje y Gestión del Conocimiento de Javier Martinez de Catenaria y Joaquín Carbonell.

La presentación de Moodle 2.0 dejó a más de un asistente con serias dudas sobre la migración, pese a lo bonito que promete. No es una migración sencilla y requiere de una planificación precisa. Seria decisión el cambio.

Imprescindible la visión estratégica y de futuro de Dolors Reig y sus 7 claves para ser competitivos y  las 4 competencias necesarias, que compartimos aquí. Minutos antes de su ponencia presencial, ya se podía ver publicada en su blog. Así da gusto.

Respecto al Encuentro de Coaching, nos gustó el enfoque sobre el compromiso de Maria Manzano, y la demostración visual de las interacciones en los equipos que realizó Angels Pons, muy buena.

La zona de exposición animada, con pocas novedades y bastante atención al sector infantil. De resaltar el moderno mobiliario para aulas interactivas.

Se echa de menos tener más documentación sobre las ponencias, información adicional y la web actualizada. Hay poca relación on line con el usuario durante y después del evento.

Nuestras  felicitaciones a los organizadores y … a trabajar para la siguiente edición!

Lola Sánchez
http://www.ideacoaching.es