Innovación organizacional (II). ¿Estamos preparados?

La necesidad de innovar no es nueva, lo hemos visto a través de la Historia de la Humanidad, y en especial en los dos últimos siglos. Lo realmente nuevo, y a lo que no estamos acostumbrados es la velocidad a la que tenemos que hacerlo para llegar antes que la competencia. ¿Están nuestras organizaciones preparadas para ello?
Pese a parecer un término de moda que se usa de forma indiscriminada, hoy nadie duda de la importancia de innovar para la supervivencia de nuestras estructuras productivas.
La innovación ha pasado de ser una opción a ser una verdadera necesidad para las organizaciones, en especial para las empresas, si quieren adaptarse a un entorno ultra competitivo  y en constante cambio.
La innovación no surge de forma espontánea. Según Peter Drucker, las innovaciones, especialmente las de mayor éxito son fruto de una búsqueda consciente y deliberada de oportunidades, es decir, no es improvisado sino que es el resultado de un trabajo planificado, de un proyecto con recursos asignados para cada una de sus etapas, desde la gestación de las ideas a su aceptación con éxito por el mercado.
Y para ello, necesitamos saber cuál es el potencial de la organización, los recursos de los que disponemos, detectar las fuentes de información valiosa donde encontrar ideas y tendencias, fomentar la creatividad, estudiar con detenimiento el entorno y diseñar y desarrollar los proyectos. Disponer de un entorno adecuado y preparado para desarrollar nuestras estrategias es parte de la creación de esa cultura innovadora, el caldo de cultivo imprescindible para innovar.
Puesto que no se puede dar innovación sin personas que la impulsen, comencemos a gestionar la innovación a partir de ellas. Son las personas las que trabajan y llevan a cabo los cambios, las que forman la organización y actúan.  Y todas han de estar preparadas para que pueda surgir la innovación, pues es la suma del esfuerzo colectivo lo que hace avanzar a la organización.
Ayudemos a potenciar el talento de nuestra gente y prepararlos para que dentro de una estructura flexible, abierta y participativa, con la creación de una nueva cultura innovadora puedan poner al servicio del desarrollo futuro todas sus capacidades, habilidades, conocimientos y competencias. No nos podemos permitir el lujo de desaprovechar todo el talento del que ya disponemos.
Virginio Gallardo nos propone en su blog 13 conductas innovadoras en la organización que permiten el desarrollo del talento y el aprendizaje organizacional:

1- Hay sistemas que permiten que los objetivos estén claros para la mayoría de los colaboradores.
2- El reconocimiento y la recompensa están alineados con el desempeño de las personas.
3- Somos exigentes y rigurosos en la mayoría de nuestras áreas organizativas.
4- Se fomenta el trabajo entre los profesionales de diferentes departamentos.
5-Las personas de nuestra organización se sienten muy identificadas con los objetivos de nuestra empresa.
6- Nuestra organización se caracteriza por preocuparse de las personas.
7- En nuestra organización existe interés y compromiso por el desarrollo profesional a corto y largo plazo.
8- En nuestra organización se fomentan y aprovechan las ideas y los puntos de vista diferentes que ayudan a mejorar.
9- Tenemos mecanismos claros para saber qué pasa en nuestro mercado y planificar necesidades futuras.
10- Las personas de nuestra organización tienen suficiente información, autonomía y capacidad de decisión.
11- En nuestra empresa se anima a tomar riesgos calculados con el objetivo de mejorar, asumiendo la posibilidad de equivocarnos.
12- Nuestra empresa informa frecuentemente sobre los cambios del entorno.
13- En nuestra organización es fácil comunicarse con los superiores jerárquicos.

Fuente: Gallardo, V. Estudio de Liderazgo Transformador y Culturas Innovadoras (2009)

¿Estas condiciones se dan en tu organización? ¿Qué crees que puedes mejorar o desarrollar?
No es cuestión de buenas intenciones, sino de acción, de actuar ya, hoy mismo. Es bueno que la inspiración nos pille trabajando.
Aquí os dejamos con un check list muy interesante elaborado por el Ayuntamiento de Bilbao para comprobar si nuestra organización está preparada para innovar.
En nuestro próximo post, último de ésta serie, hablaremos sobre las competencias y características que distinguen a una persona innovadora, así como veremos diferentes ejemplos de empresas innovadoras hoy.
Para finalizar, un vídeo sobre Innovación y creatividad de Edward de Bono en Madrid.


!A disfrutad y aprender!
Feliz semana.
Lola Sánchez
http://www.ideacoaching.es

2 Respuestas a “Innovación organizacional (II). ¿Estamos preparados?

  1. Pingback: Herramientas para la productividad en las nuevas organizaciones | Ideacoaching’s Weblog

  2. Pingback: Herramientas para la productividad en las nuevas organizaciones | http://www.kinetica.mobi/demos/wordpress2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s