Innovación Organizacional 1

Entendemos la Innovación como un proceso colectivo dentro de la organización donde diferentes actores, internos y externos, interaccionan produciendo el conocimiento necesario para actuar (diseñar, modificar, mejorar, desarrollar,…) sobre productos, procesos, organización o modelos de negocio. Es decir, generar ideas que implantar y poder vender en un mercado específico, implementar la novedad en un determinado contexto.

Shapiro (2005) define a la innovación como la capacidad de una empresa para cambiarse a sí misma repetida y rápidamente con el fin de seguir generando valor.

Según Gestión y Estrategia La innovación es el instrumento específico del empresariado innovador. Para ellos, la innovación consiste en la acción de dotar a los recursos con una nueva capacidad de producir riqueza. La innovación crea un recurso. Cualquier cambio en el potencial productor de riqueza ya existente, también es innovación.

Innovar no es sólo sinónimo de batas blancas en un laboratorio. Es mucho más. Y podemos innovar en cualquier área de nuestra organización, desde los procesos de atención al cliente, la comunicación interna, nuestro sistema de distribución, o en la misma estructura corporativa.

¿Por qué innovar? ¿Qué puede aportar la innovación a mi organización?

Hugo Céspedes nos habla de las siguientes razones para innovar:

– Aportar valor a nuestros clientes

– Crear nuevos argumentos de ventas

– Incremento de ventas

– Dar una imagen de empresa activa y moderna

– Establecer barreras de entrada a la competencias

Podemos añadir algunas más:

– Permite el desarrollo de la organización y de las personas que la componen

– Aporta valor a nuestros productos y servicios

– Nos diferencia en un mercado globalizado

– Nos aporta ventajas competitivas

– Permite nuevas oportunidades de diversificación

– Motiva la fidelización del cliente

– Abre las puertas a la nueva Sociedad del Conocimiento

Seguro que a ti se te ocurren muchas más. ¿Las compartimos? Puedes incluirlas en el post y elaboraremos entre todos una gran lista.

Es importante establecer unos objetivos claros sobre la innovación que deseamos en nuestra organización y sobre los impactos que esperamos de ello. Esto nos ayudará a definir el tipo de innovación que desarrollaremos (tecnológica, social, en métodos de gestión) y a que se encuentre alineada con nuestra visión, misión y valores corporativos para elaborar la estrategia más adecuada a nuestros intereses.

Todas estas ventajas y beneficios que nos aporta la innovación permiten a la empresa conseguir lo más importante: tomar el control sobre su destino, modificar las reglas competitivas y crear nuevos mercados, productos y servicios de valor. La organización puede diseñar su futuro de forma proactiva.

Crea tu propia caja.

Podemos ponernos manos a la obra.  Pero antes de iniciar un proceso de innovación nos toca ver desde donde partimos, tener una clara consciencia de nuestra situación actual.¿Estamos preparados para gestionar la innovación en nuestras organizaciones? Éste será un tema para el siguiente post. No te lo pierdas.

Un saludo y feliz semana,

Lola Sánchez

ww.ideacoaching.es


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s