¿Qué es imposible?

Normalmente, somos nosotros mismos los que etiquetamos algo con la palabra posible o imposible. Nosotros les damos esa categoría y las encasillamos con escasas posibilidades de cambio. Lo que es imposible, es imposible y ya está. Discrepamos sobre ésta inmovilidad.



Ya hemos hablado en otras ocasiones sobre las creencias, sobre todo del efecto que tienen aquellas que nos limitan nuestro desarrollo y futuro. La realidad suele ser muy diferente a nuestras creencias, esos muros infranqueables que nos hacemos. Son cómodos. Nos dan una falsa sensación de seguridad y nos permiten eludir así nuestra propia responsabilidad en el asunto.

Hoy os propongo un sencillo ejercicio para derrumbar muros.

Elige algo que actualmente te parezca muy difícil de conseguir. Puede ser tanto en tu área personal como profesional. Asegúrese de que incluya un verbo que implique acción y expresado en positivo. Por ejemplo: Cruzar el Estrecho de Gibraltar a nado.

Una vez identificado, enumera todos los hechos, situaciones o hitos que tendrían que ocurrir para cumplir tu objetivo. Por ejemplo: encontrar un patrocinador, entrenar 4 horas diarias, tener un entrenador personal, seguir una dieta especial, ….

De todas las que escribas elige alguna que esté en tu mano poder hacer, que dependa sólo de ti, aunque para ello necesites de recursos externos (que puedas conseguir), y contando con el esfuerzo personal que tendrás que poner (el precio que estás dispuesto/a a pagar).

¿Qué es lo primero que tendrías que hacer?

¿Y qué después de esto?

¿Qué sería lo siguiente?

¿Y tras éste paso?….

Así podemos desglosar en pequeños objetivos algo más grande (entrenar 4 horas diarias). Vamos a dividirlo en pequeños pasos. Si se trata de cifras, por favor, que sean exactas, con fechas concretas para su realización y datos realistas.

Ahora ya sólo queda ponerse manos a la obra. Tenemos una serie de pequeñas metas posibles de realizar, está en nuestras manos poder hacerlas. Son reales y posibles.

Si poco a poco vamos alcanzando diminutas metas, significará que estamos avanzando en el camino marcado. Estaremos más cerca de nuestro objetivo, y por lo tanto ya no lo veremos tan imposible. Cada paso conseguido es una gran victoria que nos motivará aún más para dar el siguiente. Por pequeño que sea, siempre es un avance.

Derrumbar lo muros que nos impiden avanzar es nuestra responsabilidad, si de verdad queremos tomar las riendas de nuestra vida, y hacer avanzar nuestra nave allí donde queramos, sin depender del viento que sople.

¿Te atreves a derribar tus muros?

¿Qué reto vas a empezar?

!Ánimo! Siempre estará más cerca de ser posible.

Os dejo con un enlace interesante con la idea de imposible para emprendedores en el blog Desdelatrinchera.com

Un saludo y feliz semana.

Lola Sánchez

www.ideacoaching.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s