Re- inventarse II: Ejercicio.

Antes de emprender un viaje, un cambio, un movimiento de un sitio a otro, es necesario tener claro desde donde partimos. ¿Cómo saber el camino que he de tomar si no sé dónde estoy? Necesitamos un punto de partida y un punto de destino.    

Esto es lo que haremos hoy en nuestra pequeña aventura de re-inventarnos. Primero vamos a ver una foto de nuestro estado actual y la diferencia con lo que desearíamos que fuese. Así tendremos una idea muy aproximada de los aspectos más importantes en los que trabajar.

Para ello, por favor reflexiona con calma sobre las diferentes áreas de tu vida. Te damos algunas ideas, pero puedes modificar o incluir los aspectos que para ti sean más interesantes hoy día. Puntúa de forma honesta en la primera columna y del 1 (poca) al 10 (máxima) tu nivel de satisfacción con cada una de ellas. En la columna de al lado, escribe también del 1 al 10 el nivel que te gustaría alcanzar (no todos tienen que ser 10, tú decides).

ÁREAS NIVEL ACTUAL NIVEL DESEADO
Familia
Trabajo/Profesión
Amigos/Ocio
Tu entorno
Desarrollo personal
Pareja
Estabilidad financiera
Salud

Una vez que tenemos clara nuestra situación actual y lo que nos gustaría llegar a alcanzar, ya sólo nos queda empezar a descubrir cómo conseguirlo.

Toma cada una de esas áreas y realiza por favor, una lista de las acciones que te haría subir un punto en cada una de ellas. Por ejemplo, si en trabajo tienes un 6 y deseas un 8, pon en tu primera lista todo lo que tendría que ocurrir para pasar de 6 a 7. Luego continua con otra lista de acciones que tendrían que ocurrir para pasar a valorar tu área de trabajo de 7 a 8. Haz lo mismo con el resto de áreas y anota todas las acciones, tareas o proyectos que te pueden hacer subir cada punto en la valoración. Escalón por escalón.

Ésta es una lista “viva”, en la que podemos suprimir filas ( tareas realizadas o no válidas) o insertar (nuevas opciones) que necesitemos en cada momento. Seguro que tienes para trabajar con ella mucho tiempo y es el inicio de tu plan de acción para desarrollar al detalle más tarde. Y ahora que ya sabemos cómo, sólo nos queda ponerle fecha a cada escalón. ¿Para cuándo queremos que suceda?

Para iniciar el recorrido, nada mejor que dar el primer paso. Elige la tarea o acción que te resulte más sencilla o más agradable del primer paso para cada una de tus áreas. Y pon una fecha límite para su realización, a corto plazo, unos días, una semana máximo.

Ahora, de forma sincera, piensa en cuantas de ellas podrías subir un nivel antes de final de año. Sólo un nivel. ¿En dos áreas? ¿En todas?

¿Te imaginas lo que eso podría significar para ti?

¿Te atreves a intentarlo?

Estoy segura de que el mero ejercicio de escribir cómo estas y cómo te gustaría estar te dará pistas suficientes para empezar a imaginar la mejor forma de re-inventarte a ti mismo/a.

En nuestro último post de esta serie, os dejaremos unos comentarios y conclusiones finales. Mientras, espero que el ejercicio os ayude a reflexionar y os dejamos con un ejemplo de renovación.


Un saludo,

Lola Sánchez

www.ideacoaching.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s