Archivo mensual: septiembre 2010

Herramientas de productividad personal

Entiendo la productividad personal como la capacidad de utilizar de la mejor forma posible los recursos disponibles para alcanzar tus objetivos, es decir, trabajar con inteligencia más que con el sobre-esfuerzo.   

Para ello, es imprescindible tener claras tus metas, saber hacia dónde se van a dirigir tus empeños, unas estrategias bien definidas para conseguirlas, saber diferenciar lo urgente de lo importante y un poco de orden.

Hoy día disponemos de diferentes herramientas que nos pueden ayudar a mejorar nuestra productividad. Ahora bien, hemos de tener en cuenta que cualquiera de ellas, son sólo eso, instrumentos al servicio de las personas y no hacen el trabajo por ti, sino que te lo facilitan. No hay milagros. El cambio está en ti.

Una eficaz gestión del tiempo nos permitirá la correcta distribución de las tareas y evitar pérdidas innecesarias. Hay muchas técnicas y herramientas en este área: el método ABC GTD son buenas opciones. Antes de utilizar alguna pregúntate cuales son tus objetivos y el sentido que para ti tiene el conseguirlos.

También disponemos de cantidad de aplicaciones en Cloud Computing (Nube) que nos facilitarán el trabajo. Estas son las más usuales:

Evernote es un excelente gestor de notas que te permite trabajar con diferentes formatos

Dropbox para acceder a tus documentos desde cualquier sitio y compartir los que quieras. Interesante para trabajos colaborativos.

Google Reader es un lector de RSS para de un vistazo ver todo lo que te interesa.

Slideshare Comparte tus presentaciones y documentos.

Sliderocket Increíbles presentaciones.

Hay muchas, os dejo este enlace donde podéis encontrar más. Seguro que alguna os puede ayudar a mejorar vuestra productividad personal.

http://www.masternewmedia.org/es/2007/01/15/productividad_personal_las_mejores_herramientas.htm

Antes de utilizarlas, sería bueno que te preguntarás cómo te va a ayudara mejorar tu trabajo, a reducir tiempo empleado en las tareas, o a realizarlas de forma excelente. Utilizar una herramienta por el simple hecho de “enredar”, te dará experiencia en su manejo, pero también puede que te robe más tiempo sin aportarte nada. Ten claro lo que necesitas y entonces busca la herramienta que mejor se adapte a tus objetivos.

Si conocéis algunas otras herramientas que nos puedan ser útiles, por favor compartirlas con todos. Será de agradecer.

Hay mucho que hablar sobre la productividad personal y sobre todo mucho que aprender. Os dejo con dos sites estupendos, que seguro os proporcionarán ideas para poner en marcha. !Adelante!

Productividad Personal

Thinkwasabi

Espero que el post de hoy os sea de ayuda para mejorar un poco.

Un saludo,

Lola Sánchez

www.ideacoaching.es

Re- inventarse III. Conclusiones.

Hubo una vez un lobo que quería ser gallina, y tanto empeño le puso que lo consiguió. Entre el comadreo del corral y la puesta de huevos, se le iba el día envuelto en su pelliza. Esa fue su elección, y su trabajo le costó”.

¿Y por qué no?

Quizás no sea necesario un cambio tan singular, o quizás necesite ser aún más profundo. Esa es tu elección. Podemos elegir cómo y hasta dónde re- inventarnos.

Lo que está claro es que si queremos cambiar, por el principio hemos de empezar.  

Tenemos la gran oportunidad de iniciar de nuevo el camino desde otro punto y tomar la dirección que HOY creemos como más adecuada a nuestros intereses, deseos y objetivos. Somos libres de elegir la senda por la que andar, pese a todo lo recorrido ya.

No puedo evitar que llueva, pero puedo elegir entre el camino del Norte o del Sur, el embarrado o el seco, aquel dónde disfruto de la caminata o en el que sufro entre pedregales al andar. Puedo elegir entre escalar una montaña o rodearla, entre sembrar o destruir a mi paso. Y cuando algo no funciona,  siempre tenemos la posibilidad de darle al botón de reiniciar.

Si ya tenemos claro los aspectos de nuestra vida (o profesión) que nos gustaría cambiar o mejorar, y además sabemos de tareas y acciones que nos pueden llevar a conseguirlo, punto por punto, pues ya sólo nos queda ir datando en nuestra agenda las actividades necesarias para cada paso. Es hora de la ACCIÓN, de elaborar tu plan día a día. De arrancar.

El cambio está en tu mano ¿por qué no intentarlo?

¿Qué harás hoy para iniciar tu transformación?

¿Y ésta semana?

¿Y en el próximo mes?

¿Y hasta el final del año?

Planifica todas las tareas y acciones relevantes que impliquen un cambio en la dirección que deseas. Por pequeño que sea. Y recuerda que muchas gotitas forman grandes océanos.

Hoy os dejo con un libro sobre el tema:

Reinventarse” (Tu segunda oportunidad) Dr. Mario Alonso Puig.

Ed .Plataforma actual

Un saludo y buen fin de semana.

Lola Sánchez

www.ideacoaching.es

Re- inventarse II: Ejercicio.

Antes de emprender un viaje, un cambio, un movimiento de un sitio a otro, es necesario tener claro desde donde partimos. ¿Cómo saber el camino que he de tomar si no sé dónde estoy? Necesitamos un punto de partida y un punto de destino.    

Esto es lo que haremos hoy en nuestra pequeña aventura de re-inventarnos. Primero vamos a ver una foto de nuestro estado actual y la diferencia con lo que desearíamos que fuese. Así tendremos una idea muy aproximada de los aspectos más importantes en los que trabajar.

Para ello, por favor reflexiona con calma sobre las diferentes áreas de tu vida. Te damos algunas ideas, pero puedes modificar o incluir los aspectos que para ti sean más interesantes hoy día. Puntúa de forma honesta en la primera columna y del 1 (poca) al 10 (máxima) tu nivel de satisfacción con cada una de ellas. En la columna de al lado, escribe también del 1 al 10 el nivel que te gustaría alcanzar (no todos tienen que ser 10, tú decides).

ÁREAS NIVEL ACTUAL NIVEL DESEADO
Familia
Trabajo/Profesión
Amigos/Ocio
Tu entorno
Desarrollo personal
Pareja
Estabilidad financiera
Salud

Una vez que tenemos clara nuestra situación actual y lo que nos gustaría llegar a alcanzar, ya sólo nos queda empezar a descubrir cómo conseguirlo.

Toma cada una de esas áreas y realiza por favor, una lista de las acciones que te haría subir un punto en cada una de ellas. Por ejemplo, si en trabajo tienes un 6 y deseas un 8, pon en tu primera lista todo lo que tendría que ocurrir para pasar de 6 a 7. Luego continua con otra lista de acciones que tendrían que ocurrir para pasar a valorar tu área de trabajo de 7 a 8. Haz lo mismo con el resto de áreas y anota todas las acciones, tareas o proyectos que te pueden hacer subir cada punto en la valoración. Escalón por escalón.

Ésta es una lista “viva”, en la que podemos suprimir filas ( tareas realizadas o no válidas) o insertar (nuevas opciones) que necesitemos en cada momento. Seguro que tienes para trabajar con ella mucho tiempo y es el inicio de tu plan de acción para desarrollar al detalle más tarde. Y ahora que ya sabemos cómo, sólo nos queda ponerle fecha a cada escalón. ¿Para cuándo queremos que suceda?

Para iniciar el recorrido, nada mejor que dar el primer paso. Elige la tarea o acción que te resulte más sencilla o más agradable del primer paso para cada una de tus áreas. Y pon una fecha límite para su realización, a corto plazo, unos días, una semana máximo.

Ahora, de forma sincera, piensa en cuantas de ellas podrías subir un nivel antes de final de año. Sólo un nivel. ¿En dos áreas? ¿En todas?

¿Te imaginas lo que eso podría significar para ti?

¿Te atreves a intentarlo?

Estoy segura de que el mero ejercicio de escribir cómo estas y cómo te gustaría estar te dará pistas suficientes para empezar a imaginar la mejor forma de re-inventarte a ti mismo/a.

En nuestro último post de esta serie, os dejaremos unos comentarios y conclusiones finales. Mientras, espero que el ejercicio os ayude a reflexionar y os dejamos con un ejemplo de renovación.


Un saludo,

Lola Sánchez

www.ideacoaching.es

Reinventarse

De la misma forma que un feo gusano de seda tiene la gran oportunidad de convertirse en una bella mariposa, el ser humano tiene la capacidad de reinventarse a sí mismo, de volver al inicio y empezar desde cero.

En algún momento, todos soñamos con vivir otra vida; unas veces deseada, otras momentáneamente provocadas por los efluvios de un buen libro entre las manos, con una maravillosa película o incluso en sueños.

Quizás algunas de estas cosas se alejen demasiado, otras, tal vez las tengamos al lado. No es tan difícil, siempre podemos hacer lo que está en nuestras manos y no hay nada que nos impida actuar. Excepto el miedo al cambio.

Hace unos días, una amiga me comentaba que había cambiado de casa, de coche, de trabajo y hasta de marido. Pero que aún le quedaba lo más difícil: renovarse ella por dentro, a sí misma. Cambiar lo que no te gusta y potenciar lo que te hace sentir bien.

Tener capacidad de auto-regenerarnos nos permite empezar de nuevo, encontrar multitud de soluciones y posibilidades que nos perderemos si nos aferramos con pánico a la estructura sobre la que reposamos. Es hora de reinventarse.

Tener la posibilidad de cambiar nos hace libres de elegir. ¿Por qué no intentarlo?

¿Cómo sería tu vida si pudieras empezar otra vez?

¿Hay algo que cambiarías?

¿Qué te gustaría añadir?

¿Qué conservarías?

Empecemos imaginando cómo sería nuestra vida perfecta. Soñemos sin miedo. Sólo son nuestros deseos. Y si además están arropados por nuestros más altos valores, serán muy motivadores.

Os dejo un vídeo por si os sirve de ayuda en vuestras reflexiones.

En el próximo post tendremos un ejercicio sencillo y efectivo para empezar nuestra re- generación.

Un saludo,

Lola Sánchez

www.ideacoaching.es

http://www.facebook.com/reqs.php#!/Ideacoaching

http://twitter.com/ideacoaching

¿Estamos todos?

La Física nos ha demostrado que cuando dos fuerzas opuestas (se mueven en sentido contrario), actúan sobre un mismo cuerpo, se produce un “equilibrio”, es decir, un reposo aparente. Nada se mueve.


Éste principio es válido también para nuestras organizaciones. Hay algunas, que aún siendo pequeñas en el número de sus componentes, son tremendamente pesadas y lentas. Diminutos mastodontes inflexibles, incapaces de reaccionar a tiempo ante los cambios y mucho menos de adelantarse a ellos. Otras se quedan en “reposo perpetuo” esperando sin remedio su extinción.

Para que se de el movimiento, es necesario aplicar la energía necesaria para vencer la inercia y que la organización cambie de lugar, pase de estar en un sitio para llegar a otro. Ésta energía la produce la visión compartida de la organización, una percepción colectiva de lo que es importante, un rumbo que vincule a la gente y que les impulse a cumplir tanto los objetivos comunes como las aspiraciones de cada uno de sus miembros. Todos a una.

Y desde luego, nadie quiere moverse en una dirección en las que su expectativas no puedan ser realizadas. Sólo puedo compartir la visión de la organización cuando ésta me permite también cumplir mi propia visión personal. Entonces es cuando estoy en disposición de poner toda mi energía en esa dirección. No sólo cumplo los propósitos organizacionales, sino también los míos.

Necesitamos que todos tiremos del mismo carro, en la misma dirección y con toda nuestra fuerza para poder avanzar.

Si las visiones personales de nuestra gente no están alineadas con la visión corporativa tendremos fuerzas opuestas que nos llevarán al “reposo” de la organización, al no-movimiento y por lo tanto, condenados a la rigidez y el anquilosamiento. Tendremos gente que pone toda su energía en dirección opuesta a la que desea la organización.

Llega el momento de preguntarnos si todos los que formamos parte de la organización nos movemos por las mismas coordenadas, con las mismas expectativas, por el mismo camino que nos lleva al objetivo deseado.

¿Estamos todos embarcados en el mismo buque?

¿Estamos todos trabajando en una única dirección?

¿Conocemos las visiones personales de nuestra gente?

¿En que medida nuestra organización les permite alcanzarlas?

¿Los objetivos organizacionales permiten desarrollar y alcanzar esas visiones personales?

Conocer a las personas es el primer paso para saber si podemos compartir visiones y trabajar juntos para alcanzar las expectativas de ambos.

Os animo a indagar y explorar a vuestro alrededor.

Un saludo y feliz semana.

Lola Sánchez

www.ideacoaching.es