Archivo mensual: marzo 2010

Creatividad e Innovación

[tweetmeme]

El desarrollo de las organizaciones en un entorno tan globalizado e incierto como el actual pasa por la creatividad de las personas que las componen y por la innovación permanente en todas sus áreas.
Innovación y creatividad permiten a las empresas solucionar sus problemas de forma eficiente permitiéndole alcanzar resultados óptimos (Juan Castillo Maza). Ambas van de la mano, unidas y difícil de separar.           
Con la creatividad utilizamos el ingenio y la imaginación para ver un nuevo enfoque de las cosas, o una solución especial a un problema.
La creatividad nos permite innovar, es decir, tomar esa nueva idea y ponerla en práctica. Podemos encontrar mejores formas de hacer las cosas (innovación de proceso) o bien mejorar o crear nuevos productos y servicios (innovación de producto).
Es importante fomentar la creatividad de nuestras organizaciones, en cualquier nivel, sin importar la jerarquía existente. Cualquier idea puede ser brillante y exitosa, proceda de donde proceda.
La creatividad nos permite generar multitud de ideas, quizás no todas válidas hoy, pero muy importantes para el mañana. Nos permite mantener otra visión sobre las cosas y las circunstancias, nuevas soluciones para viejos problemas, nos permite un poco de aire fresco en nuestro trabajo y en nuestros negocios. Y sobre todo, nos permite ver los problemas como grandes oportunidades.
¿Qué nos impide entonces aplicar creatividad e innovación en nuestras empresas? Básicamente, nuestros miedos (al fracaso, a los demás, a ser diferente,..) y a una ola de pesimismo que parece instalada en nuestras organizaciones y que no nos deja pensar con claridad.
Dejemos ya de quejarnos y vamos a ponernos en marcha. Innovar es el camino que tenemos delante si queremos llegar al futuro. Empecemos por ser un poco más creativos en nuestra empresas y estaremos abriendo paso a la innovación que tanto necesitamos.

Os dejo con éste interesante informe elaborado por Cotec: Creatividad e innovación en la práctica empresarial

Y con ésta práctica  Guía Neuronilla para generar ideas que espero os sea de utilidad.

Feliz semana,

Un saludo,

Lola Sánchez

http://www.ideacoaching.es

Anuncios

Compromiso

[tweetmeme]El compromiso es el fundamento y la base de cualquier relación, sea del tipo que sea, la familia, pareja, amigos, compañeros, jefes o skateholders. Nuestras relaciones crecen o desaparecen en función del mayor o menor grado de compromiso que tengamos con ellas y sobre todo, con las personas con las que nos relacionamos.

Aceptar un compromiso trae consigo el admitir y recibir las responsabilidades que de él se derivan, no viene solo. Y a mayor nivel de compromiso, mayores serán también las responsabilidades que conlleva y el esfuerzo por llevarlas a cabo. Comprometerse requiere de un trabajo, de acciones específicas que seguro nos alejan de nuestra zona de confort para ponernos en marcha.

Diferencio, principalmente, dos tipos de compromisos: los que tenemos hacia los demás y los que tenemos con nosotros mismos.  

Desde luego que hay muchas personas verdaderamente comprometidas con otras y con sus relaciones, que respetan escrupulosamente sus acuerdos y se sienten en la obligación de cumplirlos a tiempo y en forma. Otras, en cambio, no ponen ese empeño en su realización, no le dan tanta importancia o incluso se protegen con las más variadas excusas. No aceptan la responsabilidad que apareja y ata su compromiso.

Es casi normal (con sus excepciones), que cumplamos con nuestros compromisos hacia otras personas, pero ¿donde queda el compromiso con nosotros mismos? A veces somos incapaces de aceptar la responsabilidad que supone nuestro propio compromiso, y nos volcamos en cumplir con los demás, y dejamos de pensar en nosotros. Nuestra propia responsabilidad es la más difícil de cumplir, la que más esfuerzo requiere, y la que más miedo nos produce.

Estar comprometido con uno mismo significa ser responsable de nuestras acciones y decisiones, vivir conforme a nuestros valores, ser coherente, quererse, valorarse, tener un propósito y trabajar incansablemente para alcanzar nuestras metas y sueños. Tomar las riendas de nuestra vida y disfrutar por el camino. No es sencilla la tarea, pero desde luego, muy gratificante y potenciadora. Merece la pena intentarlo.

Empecemos por comprometernos con nosotros mismos, con lo que somos y lo que queremos ser, con nuestras necesidades y deseos como personas. Seguro que si somos capaces de respetar y comprometernos con nuestra propia persona, estaremos mejor preparados para los compromisos y responsabilidades que aceptamos con los demás.

¿Cuáles son los compromisos que mantienes contigo mismo/a?

Cuida de ellos, te lo mereces.

Un saludo y feliz semana,

Lola Sánchez

www.ideacoaching.es

Actuar en valores

Decía Aristóteles que una de las claves de la felicidad es “actuar conforme a la virtud”, intelectual y moral, y además, que se manifieste durante toda la vida, no solo de forma esporádica.

Partiendo de la base de que la felicidad es algo cambiante, según el momento en que nos encontremos (la felicidad para un parado es encontrar trabajo, para un enfermo la felicidad es recobrar la salud, o para un atleta mejorar su crono), hacer lo que es correcto, vivir conforme a nuestros valores, nos hace sentir bien. En la situación que sea.

Sentirse bien con uno mismo es la base de la felicidad. Y que mejor que sea constante, sin altibajos. Si de verdad somos conscientes de nuestros valores y actuamos en consecuencia con ellos en cada una de nuestras acciones, estaremos construyendo los cimientos de una vida feliz y plena. Un día tras otro.

¿Qué nos impide hacerlo con tantas ventajas que aporta?         

Nada. Excepto nosotros mismos.

Somos nosotros los que decidimos actuar de una forma u otra frente a una misma circunstancia, los que elegimos “actuar conforme a la virtud” o pisándola. Por que algunas veces, las decisiones que tomamos, las acciones que ejecutamos dejan por el suelo a nuestros valores en busca de un beneficio inmediato (que a menudo no suele ser tanto).

Es posible que nos encontremos situaciones en las que no sea fácil mantener altos nuestros valores y ser consecuente con ellos, que nos cueste un gran esfuerzo en ese momento. No siempre el terreno es llano y sencillo para andar. Las montañas están para alcanzarlas y descubrir lo que hay más allá. Por que la recompensa es grande. La autoestima y la motivación que produce nos da las fuerzas para seguir en marcha y vivir un nuevo momento de felicidad.

Descubramos primeros los valores que rigen nuestra vida y vivamos conforme a ellos eligiendo las opciones que los potencien y minimizando las que los aplasten. Con plena consciencia de qué hacemos y de lo mucho que aún nos queda por hacer.

!Sean felices!

Un saludo,

Lola Sánchez

www.ideacoaching.es

8 de Marzo !Qué difícil ser Superwoman!

Isabel se despierta a las 6,00 h. Tras una breve visita al baño se dirige a la cocina a preparar café. Aprovecha la lentitud de la cafetera para recoger el salón y los trastos que quedaron anoche por en medio. Un gran café negro y fuerte le ayuda a recordar las tres cosas que no puede olvidar hoy: pedir cita al dentista, comprar unos materiales para la clase de plástica de su hija pequeña y pasar por el banco a dejar una documentación. Lo anota meticulosamente en su agenda. El café se acaba y la pausa también. Comienza el día.

Recoge los uniformes que lavó anoche, los plancha y prepara el resto de la equipación. La alarma del móvil le recuerda un tema urgente. Enciende el ordenador y envía un par de correos. Revisa y anota rápidamente en la agenda. Consulta su reloj. Ya va mal de tiempo.

Veinte minutos en el baño la convierten en una guapa y elegante mujer trabajadora, aún sin tacones.            

Despierta a los niños, los asea y los viste. Prepara el desayuno, la merienda del cole y los tres comentan las actividades que les espera. Papá llega a tiempo de enterarse del cambio de día de entrenamiento. Otra vez a cuadrar horarios.

A las 8,00 ya están todos en la parada del bus. Primero se van los niños, e Isabel toma el suyo. Aprovecha para leer el periódico en su móvil, y enviar unas notas al despacho.

Comienza con la reunión interminable y sin sentido de los lunes. Una cita con un cliente, llamadas, informes… Utiliza el momento del café para ir al banco, pues tiene la suerte de contar con una oficina a sólo tres manzanas de su oficina. La mañana continúa con una reunión de su departamento antes de la presentación de un proyecto. Comida con los clientes y de vuelta a la oficina. Correos, informes y llamadas sin atender.

A las 18,00 llama a Raquel, la chica que recoge a los niños del autobús, los lleva a casa, hace los deberes con ellos, y cuando hace bueno los baja un rato al parque. A veces incluso tiene que bañarlos y darles la cena. Los chicos están bien .Isabel no. Es duro llegar a casa cuando tus hijos ya están durmiendo.

A las 19,45 toma el autobús y baja una parada antes para comprar los materiales de la niña y entrar en el supermercado. Llega a casa a tiempo de preparar la cena, poner una lavadora y jugar un ratito con sus hijos antes de acostarlos. Cena tranquila con su pareja, y un poco de lectura en la cama cierran el día.

¿Es esto conciliación?

Mientras existan muchas mujeres como Isabel, que tengan que decidir entre su vida profesional o su vida familiar, estaremos muy lejos de conciliar nada.

Casi que hemos abandonado la educación de nuestros hijos, el tiempo personal que nos dedicamos es ínfimo (o nulo), no hay tiempo para estudiar y mejorar profesionalmente, y lo peor de todo, tampoco hay tiempo para parar y reflexionar a dónde nos conduce todo esto. Además, en muchos momentos nos dejamos arrastrar por un duro sentimiento de culpabilidad, por haber dejado algún rol sin atender hoy. !Qué difícil es ser superwoman!

El futuro de nuestra sociedad debe ser otro, donde familia y trabajo sean compatibles, no excluyentes, donde poder realizarte como mujer, como madre, como profesional y no morir en el intento. !A por ello!

!Feliz día a todas las mujeres trabajadoras!

Un saludo,

Lola Sánchez

http://www.ideacoaching.es