Enfoques

Una mente atormentada por la duda no puede concentrarse en el camino que conduce al éxito.” Arthur Golden         

El otro día, en una buena conversación con un cliente, emprendedor hasta los huesos, me comentaba que en repetidas ocasiones, cuando empezaba a gestar una idea para poner en marcha, de repente, como por arte de magia empezaba a encontrar elementos, ideas similares, otras complementarias, competencia y aliados por todos lados. Allí donde acudía, en TV, en la calle, en un libro, de día o de noche, en cualquier sitio y en cualquier momento aparecían piezas, añadidos, recortes, estructuras, pros y contras a su proyecto.

Al terminar la sesión, tenía claro que no se reconocía con la habilidad de expandir sus pensamientos al mundo (o que todo el mundo pensara lo mismo que él), sino que en esos momentos se encontraba totalmente enfocado en la idea. Sus pensamientos estaban dirigidos en una sola dirección, sin ningún tipo de dudas; estaban concentrados en un único punto: su proyecto.

Enfocarnos en algo que nos interesa, que deseamos conseguir, nos permite estar atentos a todo lo que sucede a nuestro alrededor. Nos hace ser más conscientes de esa realidad, y poder ver más detalles que de otra forma quedarían inadvertidos. Estamos más alerta, vemos más y mejor.

Igual que cuando tomamos nuestra cámara para hacer una foto y necesitamos enfocar el objetivo para que el centro quede claro y nítido, también en nuestra vida necesitamos el enfoque para las cosas importantes. No podemos concentrarnos en ellas si no les prestamos atención, les ponemos todos nuestros sentidos, nuestro esfuerzo, interés e ilusión. Todo nuestro ser está en ello.

Sólo así estaremos preparados para recibir más información, detalles y sensaciones que son de gran importancia y evitaremos pasarlos por alto, desapercibidos. Estaremos alerta, conscientes de lo que ocurre y preparados para la acción.

Al enfocarnos en nuestros objetivos y concentrarnos en su logro ponemos todo nuestro sistema perceptivo a su servicio. Somos capaces de detectar amenazas y oportunidades, de ver la realidad en la que nos movemos y entonces actuar en consecuencia. Aprovechemos para recabar información suficiente en nuestra toma de decisiones, en nuestras acciones de hoy y en nuestra estrategia de futuro, si no queremos confiar en la suerte para que nos guíe. Para tener esta información en la vida, en nuestros negocios, para concentrarnos en lo importante, necesitamos estar enfocados.

¿Lo estás? ¿Estás enfocado en lo importante para tí?

Un saludo,

Lola Sánchez

www.ideacoaching.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s