Archivo mensual: enero 2010

Otra forma de hacer las cosas

Hoy día es muy fácil entablar cualquier conversación y acabar con varios comentarios repletos de quejas por la situación actual que vivimos. Pero ¿cuántos de nosotros hacemos algo cada día y sin descanso para que cambie lo que no nos gusta?

Pocos. Esa es la verdad.                                                                                  

Me alegra ver que hay gente dispuesta, motivada y entusiasmada en hacer realidad sus ideas, que se preocupan por innovar y progresar. Buscan otros caminos para llegar al final. Pueden ver el futuro.

Otros, en cambio, solo se quejan y sus lamentos crecen al tiempo que empeora su situación. Pero no hacen nada más. Quedan paralizados en espera de que otros arreglen los que ellos ven sin solución.

Y la cruda realidad es que nada cambiará si no cambiamos nosotros. Si continuamos igual, seguiremos obteniendo lo mismo.

Empecemos dándonos permiso para ver las cosas de otra forma, de encontrar esas perspectivas diferentes que nos enseñen nuevos caminos por los que ponernos a andar. Seamos capaces de abrirnos y de aprender de todo lo que tenemos alrededor. Vamos a enfocarnos en las cosas importantes, a descubrir otras visiones, nuevas posibilidades, y apasionantes oportunidades. Todas están ahí, esperando ser descubiertas para ser realidad.

Es hora de hacer cosas diferentes, si lo que tenemos no funciona. Y hay tantas cosas que hacer que no tenemos tiempo para el pesimismo.

¿Qué puedes hacer tú?

¿Actúas o te quejas?

Os dejo con una entrevista a Enrique Dans muy interesante sobre éste tema y que publicó hace unos días en El Mundo y en su blog:

http://www.enriquedans.com/2010/01/en-el-suplemento-innovadores-de-el-mundo.html

Un saludo,

Lola Sánchez

www.ideacoaching.es

Enfoques

Una mente atormentada por la duda no puede concentrarse en el camino que conduce al éxito.” Arthur Golden         

El otro día, en una buena conversación con un cliente, emprendedor hasta los huesos, me comentaba que en repetidas ocasiones, cuando empezaba a gestar una idea para poner en marcha, de repente, como por arte de magia empezaba a encontrar elementos, ideas similares, otras complementarias, competencia y aliados por todos lados. Allí donde acudía, en TV, en la calle, en un libro, de día o de noche, en cualquier sitio y en cualquier momento aparecían piezas, añadidos, recortes, estructuras, pros y contras a su proyecto.

Al terminar la sesión, tenía claro que no se reconocía con la habilidad de expandir sus pensamientos al mundo (o que todo el mundo pensara lo mismo que él), sino que en esos momentos se encontraba totalmente enfocado en la idea. Sus pensamientos estaban dirigidos en una sola dirección, sin ningún tipo de dudas; estaban concentrados en un único punto: su proyecto.

Enfocarnos en algo que nos interesa, que deseamos conseguir, nos permite estar atentos a todo lo que sucede a nuestro alrededor. Nos hace ser más conscientes de esa realidad, y poder ver más detalles que de otra forma quedarían inadvertidos. Estamos más alerta, vemos más y mejor.

Igual que cuando tomamos nuestra cámara para hacer una foto y necesitamos enfocar el objetivo para que el centro quede claro y nítido, también en nuestra vida necesitamos el enfoque para las cosas importantes. No podemos concentrarnos en ellas si no les prestamos atención, les ponemos todos nuestros sentidos, nuestro esfuerzo, interés e ilusión. Todo nuestro ser está en ello.

Sólo así estaremos preparados para recibir más información, detalles y sensaciones que son de gran importancia y evitaremos pasarlos por alto, desapercibidos. Estaremos alerta, conscientes de lo que ocurre y preparados para la acción.

Al enfocarnos en nuestros objetivos y concentrarnos en su logro ponemos todo nuestro sistema perceptivo a su servicio. Somos capaces de detectar amenazas y oportunidades, de ver la realidad en la que nos movemos y entonces actuar en consecuencia. Aprovechemos para recabar información suficiente en nuestra toma de decisiones, en nuestras acciones de hoy y en nuestra estrategia de futuro, si no queremos confiar en la suerte para que nos guíe. Para tener esta información en la vida, en nuestros negocios, para concentrarnos en lo importante, necesitamos estar enfocados.

¿Lo estás? ¿Estás enfocado en lo importante para tí?

Un saludo,

Lola Sánchez

www.ideacoaching.es

Un nuevo año

Ya tenemos aquí el 2010. Nuevo año, nueva década. Para muchos, nueva vida.

Cada Enero, la mayoría de nosotros nos proponemos algún cambio o el comienzo de nuevas actividades. Algunas de ellas, estoy segura de que supondrán una gran diferencia, un gran salto con respecto a nuestra situación actual. Algunos de éstos proyectos conseguimos realizarlos y otros acaban sólo como buenas ideas de las que no nos volvemos a acordar hasta que surge algún remordimiento.

Tenemos por delante todo un año lleno de posibilidades, de nuevos negocios y contactos, de nuevos clientes, amigos y colaboradores, de nuevos enfoques y visiones de futuro, de nuevos retos e ilusiones. Y sólo de nosotros depende el llevarlas a cabo, hacerlas realidad.

¿Cómo te gustaría que fuera 2010?                                                                               

¿Qué tendría que ocurrir para que lo consideraras un año magnífico?

¿Qué puedes hacer tú para conseguirlo?

¿Qué está en tu mano poder hacer para lograrlo?

Seguro que muchas cosas.

Ten claro desde donde partes hoy, mide tus recursos y traza un plan. Enfócate en ello y pon todo tu empeño. Piensa en todos los beneficios que obtendrás y ponte en marcha. Empieza hoy.

Lo mejor de Enero es la ilusión que nos crea permitirnos empezar de nuevo. Como cerrar una puerta y abrir otra. En cierta forma nos libera y nos abre un nuevo camino. !Aprovechemos el impulso para trabajar en nuestros sueños!

Nada cambiará si nosotros no hacemos algo para provocar el cambio.

¿Qué estas dispuesto/a a hacer para conseguir lo que de verdad quieres?

Pues…!Adelante! 2010 puede ser tu año.

Os dejo con este enlace a Mind42, una estupenda herramienta en la nube para hacer mapas mentales que os ayuden a planificar vuestros buenos propósitos para 2010.

Un saludo,

Lola Sánchez

www.ideacoaching.es