Contagio Emocional

Está claro que las emociones se contagian. Tanto las positivas como las negativas.
Estudios de las universidades de Hawái, Ohio y Utah han demostrado que la cercanía emocional de una persona hace posible a la biología del ser humano influir en la de los demás que están a su alrededor.
Según Golemán “Cada uno es parte del equipo emocional de los otros, para bien o para mal y estamos siempre activándonos mutuamente distintos estados emocionales”.
De ahí la importancia de mantener elevados niveles de Inteligencia Emocional para nosotros mismos y con la gente que nos rodea. Nos comprenderemos mejor y mantendremos mejores relaciones.
De la misma forma que podemos contagiar nuestro pesimismo, podemos contagiar el optimismo. Al final, somos nosotros quienes decidimos cómo queremos actuar, y qué es lo que queremos expandir y multiplicar.
A veces, es mucho más sencillo y fácil mostrar una actitud de fuerza, control, alegría y optimismo que la contraria. Y además de ayudarnos a nosotros mismos, podemos ayudar a los demás a que se sientan un poco mejor.

¿Quieres practicar el contagio emocional?
Prueba en el trabajo o con tu familia. Muéstrate todo un día risueño, contento y feliz. Con todos. !Verás los resultados!

Os dejo éste video y ya me decís si os contagiáis o no.

 

Un saludo,
Lola Sánchez
http://www.ideacoaching.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s