Motivación

 

Las empresas existen por las personas que trabajan en ella. Necesita de hombres y mujeres que  piensen y ejecuten las tareas.  Y además que entre ellos trabajen en equipo para conseguir unos objetivos.

  Lo difícil es hacer que todo el engranaje funcione a la perfección, y que esas personas pongan todo su empeño en lograr los resultados esperados. Pero tenemos una buena herramienta que nos puede ayudar en el proceso: la motivación.

  La R.A.E la define como Ensayo mental preparatorio de una acción para animar o animarse a ejecutarla con interés y diligencia, es decir, aquello que nos mueve a la acción, a hacer lo que tenemos que hacer. Es provocar una conducta dirigida a  la obtención de una meta. Tener un motivo para la acción.         

   La motivación no es algo que venga envuelto en un hermoso paquete que podemos distribuir en dos minutos entre nuestros colaboradores y que impregne el ambiente con solo abrirlos. Generar esta motivación es una de las tareas más importantes de un/a directivo.

  Para ello, tiene dos formas: utilizar métodos de motivación externa ( dinero, bonos, viajes,…, y castigos como motivación negativa), o la propia motivación interna de cada uno ( lo que de verdad lo mueve desde dentro para hacer las cosas).

  La motivación externa, tiene fecha de caducidad, por lo que hay que estar renovándolo constantemente. Necesitamos cada vez una mayor cantidad para que surta efecto. Un aumento de sueldo, por ejemplo, puede ser una buena motivación durante unos meses, pero con el paso del tiempo, ésta motivación decae y no vuelve a subir hasta que no se compensa con otra cantidad o beneficio. Este tipo de motivación hay que estar siempre alimentándola para que funcione, y además, no tiene garantía de éxito y mucho menos cuando entendemos nuestras necesidades cubiertas. Es posible que al principio las personas trabajen más rápido y con un mayor rendimiento durante un corto periodo de tiempo, pero no estarán verdaderamente comprometidas con los objetivos.

  En cambio,  la motivación interna tiene su origen dentro de uno mismo. También se llama automotivación. Las acciones y tareas se realizan por que el individuo cree que es lo mejor para él y para sus propósitos. La persona asume su propia responsabilidad en motivarse para conseguir lo que desea. Y aquí llega la cuestión: ¿Qué es lo que deseo yo? ¿Para qué motivarme?

 

  La automotivación requiere de unas condiciones para ser efectiva.

  • Lo que hacemos ha de tener un por qué, unas razones que lo justifican.
  • Estar seguro de que si nos esforzamos obtendremos resultados, por pequeños que sean.
  • Tener claro si estas acciones son las que me conducen por el camino adecuado para conseguir mis objetivos.

 

  El conseguir pequeños resultados nos refuerza la impresión de que tenemos el control, y se asienta en nosotros la idea de que puedo tomar las riendas de  mi vida. Y sé que puedo obtener resultados por que ya  he conseguido otros logros con anterioridad. Ya lo he hecho, y puedo volverlo a hacer.

 

  Un tipo de motivación no excluye la otra, aunque la automotivación es la que lleva a conseguir  la consecución de los logros en el tiempo. Y es la que fomentan los equipos exitosos y las empresas más punteras del planeta.  General Electrics, Microsoft, Google, Wall-Mart,..no han llegado donde están gracias a una varita mágica, sino con el trabajo comprometido de muchas personas motivadas en alcanzar sus objetivos.

 

  Todos podemos ayudar a que la motivación de las personas que componen nuestro tejido empresarial sea algo natural. Ellas son la ventaja competitiva indispensable para mejorar nuestra competitividad y salir airosos de la situación actual. Y ese ha de ser nuestro compromiso. Sin las personas de nuestra organización, la empresa no irá a ningún sitio.

 

  ¿Qué puedes hacer para mejorar tu propia automotivación?

  ¿Y para mejorar las de las personas que te rodean?

 

  Es éste un tema interesante que podemos seguir debatiendo en próximos post. ¿Os parece?

 

  Un saludo y motivadora semana,

 

Lola  Sánchez

www.ideacoaching.es

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s