Archivo mensual: febrero 2009

Cambiar, cambiar y cambiar

  Decía Einstein que la verdadera definición de locura era seguir haciendo las mismas cosas esperando  que los resultados fueran diferentes.

  Como podeís ver, he cambiado la foto de la portada ( y espero que en breve tengamos nuevos cambios), por aquello de renovarse o morir.

  Reinventarnos a nosotros mismos nos da la capacidad de volver a empezar !Qué lujo! ¿A quién no le apetece?   

  Está claro que hay cosas que tenemos que cambiar, que no nos podemos quedar parados, pues la situación actual nos engulliría como la ola gigante de un tsunami. Pero ¿por dónde empezar?

  Saber con exactitud la situación real en la que nos encontramos es el punto de partida para ver hacia donde nos queremos mover. Hay que ser realistas, no esconder las verdades, ser francos tanto con nosotros mismos como con la gente que nos rodea, y tomar una conciencia clara del estado actual. Tanto de forma individual como corporativa, debemos tomarnos unos momentos (días o semanas) de reflexión dejando que todas aquellas personas que forman la organización puedan expresar libremente su opinión, sus ideas, sin restricciones  y sin represalias encubiertas. No podemos permitirnos el lujo de desaprovechar la opinión de nadie, por muy poco “preparado” que nos parezca. Quizás el becario que hace fotocopias o trae los cafés posea la idea que necesitamos ¿por qué dejarla pasar?

  Todas las ideas son aprovechables, sin condiciones. Luego ,ya estudiaremos las que podemos llevar a la práctica o las que se quedarán en meras intenciones.

  Usar la creatividad está al alcance de cualquiera y su costo es mínimo en comparación con las posibilidades que nos puede brindar. Ahora, eso sí, con el compromiso común de generar un diálogo profundo, lejos de ideas prefijadas y de forma honesta para poder abordar los problemas y situaciones conflictivas en la organización.

  Preguntarnos y aportar:

  ¿Qué podemos hacer?

  ¿Qué futuro queremos crear?

  Seguiremos hablando sobre esto en próximos post. ¿nos atrevemos a dar nuestra opinión?

 “No cambian las cosas: cambiamos nosotros”  H.D. Thoreau.

  Lola Sánchez

 www.ideacoaching.es

Anuncios

Talentos

 

  Tradicionalmente,  nuestros modelos de aprendizaje se han basado en machacar sobre las cosas que hacemos  mal,  insistiendo en mejorarlas, aún a sabiendas de nuestras limitaciones.  A un/a  adolescente al que le va fatal en matemáticas, por poner un ejemplo,  se le machaca con clases de refuerzo, horas extras y posiblemente hasta con un fin de semana sin salir por un agudo suspenso, cuando ha sido capaz de sacar un notable en historia. No se le premia y alienta por sacar buenas notas en otras asignaturas, dejándolo en libertad para que se desarrolle por ese camino, sino que se le obliga a mejorar sus calificaciones en algo para lo que no ha nacido.

  Esta es nuestra forma de enseñar, al menos la que hemos tenido los habitantes de mi generación, y el sistema en el que muchos  hemos crecido. Se ha premiado el esfuerzo por mejorar allí donde la mejora quizás no  sea muy importante.

  Soy de las que pienso que pocas cosas resisten a la fuerza del entrenamiento, pero aún así, nunca podremos ser excelentes en algo que no está hecho para nosotros.

  Todas las personas nacemos con unos talentos que nos son innatos,  con los que nuestra mente y cuerpo funcionan al máximo de su eficiencia, con un perfecto equilibrio físico-químico y emocional.

  En coaching, es necesario conocer perfectamente tus puntos fuertes, tus talentos naturales, y tus puntos débiles, por muy doloroso que sea este proceso. Es imprescindible para saber los recursos con los que cuentas, y para los que tendrás que buscar apoyos. Pero desde luego, no para insistir en mejorar lo que falla, sino para potenciar aquello que ya hacemos bien.

   Si somos capaces de trabajar en nuestros puntos fuertes,  desarrollarlos al máximo y darlos a conocer al mundo, estaremos creando palancas que nos ayuden a minimizar los efectos que puedan provocar los puntos débiles que tengamos, pero sin gastar nuestras energías en ellos, sino en desarrollar nuestras destrezas.            

  Identificar nuestros puntos fuertes,  tener claro  aquellas cosas con las que nos sentimos a gusto haciéndolas, fijarnos en los pequeños detalles que nos hacen sentir bien, nos lleva a una orientación de soluciones positivas, que nos permitirán avanzar en nuestros proyectos de forma mucho más rápida y coherente que si nos empeñamos en mejorar nuestras debilidades.

  Trabajar en cosas que no se ajustan a tus habilidades y potencial,  te consumirá un tiempo y esfuerzo ingente para hacer que funcionen con mediocridad. En cambio, cuando te concentras en hacer aquello para lo que naciste, todo fluirá de forma natural.

 

  Dedica un tiempo a conocerte, y a identificar tus puntos fuertes; tu vida lo agradecerá.

 

 “Quizás no puedas ser todo lo que tú quieras ser, pero puedes muchas más cosas de lo que tú ya eres”

 

 

Lola Sánchez

www.ideacoaching.es

Cambios extraordinarios

  Hoy día, ya nadie puede negar que se están produciendo cambios extraordiarios en el mundo, y mucho más rápidos aún dentro de las empresas y de los sistemas económicos. Cambios que aún no sabemos dónde nos llevarán, por mucho que algún aventurero pretenda diagnosticar un futuro incierto.

  Lo que  es seguro es que nada volverá a ser como era, pues una nueva época está naciendo aún sin darnos cuenta.

¿Qué hacer entonces? ¿Cómo vivir en ella? (Algunos se preguntarán más bien ¿cómo sobrevivir?)

 No nos engañemos, no puede haber una receta única, valedera para todo el mundo. No es sencillo, pues cada individuo, cada empresa, cada organización,  tiene necesidades diferentes, que nada tienen que ver con las de sus vecinos. Por eso, la solución, no puede venir desde fuera, del  exterior. Cada unidad necesitará su propia receta interna, única e intransferible para adpatarse a los nuevos cambios.

  Para William O´Brien, (miembro de la junta directiva del Centro de Aprendizaje Organizacional del MIT),  la esencia de la adaptación está en la unión del crecimiento individual con el desempeño económico. Y ambos van de la mano, sin posibilidad de separación.

 ¿De verdad podemos pensar que los individuos que forman parte de las empresas están aportando el 100% de sus capacidades, habilidades, fortalezas y creatividad para hacer avanzar sus compañías? Ni mucho menos.                                                         

 Mientras que no seamos capaces de crear nuevas estrategias, nuevos enfoques, nuevas visiones de futuro desde el interior de las organizaciones, nuestro avance en este mundo incierto será nulo. Y esto no se hace a golpe de talonario, ni con nuevas directrices del consejo de administración. Sólo es posible con el compromiso real y sincero de todos los miembros de la empresa, con una visión nueva en la que todos estemos implicados, por que sea esto lo que juntos queremos hacer, crear y conseguir. Sólo con la aportación responsable de los individuos podemos crecer como entidad.

  Cuando seamos capaces de ver a nuestros empleados como verdaderos motores del crecimiento y el desarrollo, cuando aprendamos juntos que el verdadero poder de cambio está dentro y nos volquemos en sacarlo a la luz, y a contar con todos sus recursos,  y todo su poder, entonces, empezaremos a avanzar.

¿Qué necesita tu organización?

¿Has valorado lo que tienes dentro?

Un saludo y buena semana de aprendizaje.

Lola Sánchez

www.ideacoaching.es

Novedades en Ideacoaching

Hola a todos,

Hoy tengo el placer de presentaros dos novedades:

La primera es el boletín (newsletter) de Ideacoaching (desde aquí agradezco públicamente la ayuda prestada por Ernesto Moreno de EasyNews que me ha soportado estóicamente, incluso en domingo). Quizás algunos de vosotros  lo habéis recibido ya. (Si no es así, podéis solicitar el envío en info@ideacoaching.es indicando el mail donde queréis recibirlo, y además los nuevos suscriptores recibirán un e-book de regalo). Aquí os encontraréis con artículos, entrevistas de actualidad, novedades, enlaces de interés,.. Tendrá una periocidad mensual y creo que es un buena apuesta para ayudar en el desarrollo de sus lectores. !No os la perdáis!

La segunda, es la presentación del curso “CLAVES PARA EL ÉXITO. Coaching Creativo para la Excelncia Empresarial”, un fantástico curso para emprendedores, gerentes, directivos y para todos aquellas personas interesadas en el desarrollo personal y de su organización. Trataremos de creatividad, motivación, innovación,..y descubriremos nuevas alternativas para hacer crecer nuestros negocios y nuestra propia vida.  Será del 5 al 8 de Marzo en Tenerife, un sitio idílico. !Imprescindible! Os dejo aquí los enlaces para que podáis ver toda la información:

http://www.ideacoaching.es/doc/es-claves-para-el-exito-info.pdf

http://www.ideacoaching.es/doc/es-dossier–informativo-completo.pdf                                                  

Lo más importante de todo esto es la satisfacción personal de ver dos proyectos realizados y además en su fecha.

Hace unos meses, todo esto no eran más que vagas ideas que me martilleaban todo el día. Hasta que les puse fecha y actué para que se hicieran realidad. Pasaron de ser un sueño,  a ser un objetivo ( un sueño con patas), a tener unas tareas asignadas y una fecha de caducidad. La fecha era el 1 de Febrero y en esa fecha el objetivo estaba cumplido.

¿Hubiera pasado algo si llegado el día 1 no  tuviera estos proyectos en marcha? No, en absoluto. Probablemente hubieran sucedido diferentes cosas o situaciones que lo impidieran (quizás la mayor, mis propias creencias limitantes y una buena oportunidad para trabajar en ellas). Pero el haberlo conseguido, el haber hecho realidad mis objetivos en la fecha que yo misma elegí, levanta mi autoestima y me lleva a proponerme el siguiente reto, pues estoy segura de que lo voy a conseguir. Estoy puesta en acción y decidida a no dejar escapar mis sueños, ni la vida que yo quiero vivir.

Por eso es tan importante dejar de soñar y poner manos a la obra. Podemos tener ideas estupendas, pero no servirán de nada si no las llevamos a la práctica. Centrarse en un objetivo, desarrollarlo y lograrlo es el mayor motor de propulsión que tiene el ser humano. !No lo desaproveches!

!Encuentra tu objetivo y persíguelo incansablemente!

Un saludo y una buena semana,

Lola Sánchez

www.ideacoaching.es