El propósito de la organización

Afortunadamente, cada día más organizaciones tienen clara su misión. Esto les permite estar alertas, concentradas en todo lo que ocurre a su alrededor. Adoptan una postura proactiva, creativa y abierta ante la incertidumbre.

Saben lo que quieren, tienen claro un propósito y trabajan para conseguirlo. No esperan que las cosas sucedan, !van a por ellas!

Todo parte de una primera visión, que suele ser la del promotor/a de la idea. Aunque es mucho más efectivo cuando la visión es compartida con el resto de personas que componen el equipo. ¿Dónde queremos llegar? ¿Cómo queremos que sea la organización dentro de 10 años? ¿Dónde vamos a estar?

Una vez tenemos todos bien clara la visión, creemos en ella y la compartimos, lo más importante es establecer la misión. Es a partir de ella y basado en los valores corporativos, cuando formulamos estrategias, objetivos y metas para conseguirla. Cuando está clara es fácil contestar a preguntas como:

  • ¿Por qué existe la organización?
  • ¿Cuál es su razón de ser?
  • ¿Qué sentido tiene?
  • ¿Cuál es su fin último, el más profundo?

Si alguien esta pensando solo en los beneficios económicos que puede reportar, siento decirle que existen otras muchas formas de ganar dinero sin tener que complicarse la vida y exigen menos compromiso. La bolsa, gestionar patrimonios (propios, ajenos), o vender tus servicios como profesional, por ejemplo, pueden reportar grandes cantidades de dinero si sabes cómo hacerlo. No necesitas crear una organización para ello. ¿Por qué hacerlo entonces?

Ha de existir una razón mucho más profunda para reunir a un grupo de personas, convertirlas en un equipo y trabajar juntos para… ¿para qué? Esa es la clave. Tener un propósito, una razón de peso por la que luchar. ¿Por qué hacemos todo nuestro trabajo en la organización? ¿Para qué nos levantamos todas las mañanas y volvemos a nuestro puesto? ¿Para qué todo este esfuerzo?

Y aquí está la clave: para muchas personas no supone un esfuerzo, sino una satisfacción. La sola idea de saber que hacemos lo que hacemos cada día por que estamos seguros de que es lo correcto, justo lo que necesitamos hacer para que nuestra misión sea llevada a cabo, para que nuestra visión se haga realidad, es lo que nos impulsa a seguir cada día, y además hacerlo motivados, seguros y convencidos de la importancia de nuestro trabajo.

¿No te parece interesante? Personalmente a mí me parece imprescindible.

Reflexiona y comparte con tu equipo estas ideas. Deja que fluya un diálogo abierto. Escucha y aprende. Seguro que te sorprenderás.

¿Cuál es la verdadera misión de nuestra organización?

Descubrirla y disfrutarla puede ser un gran reto. !Adelante!

Os dejo con algunas misiones de conocidas organizaciones por si os pueden servir de inspiración:

Google, Apple, Rusticae, Coca-Cola, o Bimbo.

 

Un saludo y feliz semana,

Lola Sánchez

www.ideacoaching.es

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s